Está situada a unos 500 kilómetros al norte de la capital de Kenia, Nairobi, en un área semidesértica, estéril para los cultivos y con limitaciones de agua y servicios públicos. Enfermedades como la malaria, el sida y otro tipo de infecciones abundan ante las pocas posibilidades de salud o de llegar a un hospital que dista 84km. En este lugar trabaja desde hace 7 años el misionero John Gilberto Monroy acompañando a la tribu de los Samburu, que, desde la creación de Kenia como nación independiente en 1963, ha sido discriminada.

Para mejorar la calidad de vida de estas personas, los misioneros de Yarumal promueven varios proyectos donde los mismos Samburu participan activamente haciéndose responsables de sus cambios sociales, políticos y culturales. Estos proyectos tiene que ver con la educación, la salud, la promoción humana de las clases más vulnerables (niños y mujeres) y la formación de líderes autóctonos que puedan generar un desarrollo humano, social y político autogestionable desde su propia cultura y tradición.

Exponemos brevemente algunos de estos proyectos y sus necesidades actuales:

  • Educación de niños y niñas pastores (Lchekuti): Algunos niños son elegidos por sus padres para cuidar de los animales (vacas, chivos y camellos), y no tienen la oportunidad de ir a estudiar en los programas de educación formal. Por eso se han abierto dos escuelas nocturnas, donde reciben educación básica de profesores de la propia tribu Samburu. Estas escuelas ya están equipadas con algunos materiales, pero es necesario pagar los salarios de estos profesores contratados.
  • Promoción de la mujer: Programas de capacitación en manualidades, educación básica y cursos prácticos para mujeres de bajos recursos, madres solteras o viudas víctimas de la violencia tribal. Ellas también asisten a clases impartidas por dos profesoras.
  • Barsaloi_03

  • Cooperativa veterinaria: Se trata de una microempresa creada para los ancianos de la tribu, donde ellos venden medicamentos para sus ganados y con las ganancias forman un fondo de ayuda para todos los miembros.
  • Atención sanitaria: La misión presta un servicio de vacunación para todos los niños de la zona. Para poder llegar a todos los lugares utilizan un coche todoterreno, el único existente en varios kilómetros a la redonda, que lo mismo funciona como ambulancia, coche de carga, transporte de viajeros….etc El vehículo presenta ya daños serios que generan muchos gastos y dificultades, y esperan poder sustituirlo por uno nuevo este año.

Ojos que no ven

Ojos Que No Ven

Siguenos es:

© Cara Oculta