CostaMarfil
Pasos lentos hacia la paz en un país de infraestructuras destuídas, instituciones quebrantadas, carencia de fondos, pillaje y desconfianza… Son las dificultades que persisten tras la guerra cívil que se inició en septiembre de 2002 y cuando hace menos de un año que cesaron efectivamente los combates.

Afortunadamente se va apreciando una mejoría en los últimos meses, no sólo en Costa de Marfil, también en su vecina Liberia. La tensión va desapareciendo de las calles de las grandes ciudades y se atenúa en el interior del país, pese a que de vez en cuando llegan noticias de asesinatos o disturbios. La situación es esperanzadora pero aún demasiado frágil.

Un reto ante esta situación está en ayudar a curar las heridas pasadas y ofrecer ilusiones nuevas. Por eso hemos respondido con gusto a una petición realizada desde la Comunidad de Santa María, que desarrolla proyectos educativos y de desarrollo comunitario en Kouakoukro, una pequeña localidad de Costa de Marfil. Solicitaban distintos materiales (libros y otros) necesarios para las actividades que se llevan a cabo en la misma.

Ojos que no ven

Ojos Que No Ven

Siguenos es:

© Cara Oculta